Make your own free website on Tripod.com

El futuro: Televisores con Set-Top-Box incorporado


El acuerdo (1997) entre Microsoft, Intel y Compaq para la compra de WebTV acelero el camino de los acuerdos entre las empresas de cara a la llegada de la televisión digital.

La Comisión Federal de Comunicaciones estableció ese mismo año el calendario para este nuevo modo de emisión, que comenzo en 1999 en los diez principales mercados de EEUU y se extenderá en todo el territorio de EE.UU. para el año 2006.

El negocio no es nada desdeñable, ya que sólamente en Estados Unidos hay 220 millones de televisores y su sustitución por aparatos digitales supondrá un mercado de unos 150.000 millones de dólares en los próximos años.

En EEUU, el 40 por ciento de los hogares dispone de un ordenador, el 98 por ciento un televisor, por lo que las empresas creen que el televisor híbrido llegará a las familias hasta ahora no interesadas en el gasto adicional de un aparato informático.

Microsoft, el mayor gigante de programas informáticos, espera junto con sus socios que su proyecto establezca una norma de referencia para los nuevos estándares de televisor híbrido y acaparar la mayor parte posible de este mercado tan jugoso.

El nuevo aparato prevé ofrecer imágenes de alta definición y sonido de alta calidad, pero también la capacidad para circular en Internet, la red informática mundial, a través de un mando a distancia y sin conocimientos específicos de informática.

Mientras tanto, algunos fabricantes de televisores o de tecnología de radiodifusión consideran que la televisión del futuro debe tener sonido e imágenes de alta definición en pantalla ancha, de forma que el salón de los hogares sea una especie de cine en miniatura pero sin capacidad informática.

El módulo WebTV cuesta 349 dólares, aproximadamente un 25 por ciento que un ordenador capaz de circular por Internet, y su suscripción mensual es de 19,95 dólares, similar a la de las grandes compañías de servicios "on-line".

Además de circular por la red y tener alcance a sus servicios, este sistema ofrece también la posibilidad de acceder al correo electrónico.

La producción en masa hará que el coste de los elementos que componen el módulo WebTV caiga hasta 50 dólares a fin de este año, lo que permitiría fabricar directamente los televisores con esta tecnología con un sobrecoste mínimo respecto al precio actual.

 

volver